UNA NOTA DEL EDITOR

El mes pasado, nos contactó residente de Kensington, Roz Pichardo, quien ha salvado más de 100 sobredosis.

Después de experimentar una serie de reversiones de sobredosis traumáticas, Pichardo nos pidió que nos enfocamos en el traumatismo que experimentan quienes portan naloxona, un medicamento para revertir la sobredosis de opioides, y respondemos regularmente a las sobredosis en el vecindario. Así lo hicimos.

Si estás leyendo esto, no es necesario que te explique qué Kensington tiene una crisis de sobredosis y adicción muy pública: los medios ciertamente no han dejado de contar esa historia. Pero varios miembros de la comunidad, como Roz, nos expresaron que a menudo se pasa por alto el bienestar de quienes responden a estas crisis semanalmente o diariamente, y no podemos estar más de acuerdo.

Esperamos que las historias que hemos incluido en este número sean solo el comienzo de una conversación mucho más amplia sobre el trauma en el vecindario. Lo más importante es que esperamos que juntos la comunidad pueda ayudar a personas como Roz a mantenerse a flote y que juntos podamos comenzar a sanar.

NOTICIAS

VOCES

SOLUCIONES

ESQUINA DE LA HISTORIA

Send this to a friend