‘Es difícil imaginar … un plan final’: mientras la ciudad se prepara nuevamente para despejar los campamentos de Kensington, algunos se preguntan si esa es una solución a largo plazo

Un pequeño campamento ubicado en la cuadra 2800 de la Avenida Kensington, a una cuadra de la Estación Somerset. SEPTA cerró temporalmente la parada de tránsito en marzo de 2021 para abordar los problemas de salud y seguridad de los jinetes y empleados. (Foto por Erin Blewett)

Para muchos residentes de Kensington, el ciclo de la ciudad despejando campamentos con personas sin hogar y esos campamentos que se mudan a otra extensión del vecindario semanas después ha cobrado su precio.

“Utilizó la frase ‘muerte por 1,000 cortadas’”, dijo Alfred Klosterman, residente de Harrowgate. “Uno sale por la mañana solo para ver lo que ha sido robado de su balcón, o tiene que barrer las agujas de su escalón todos los días, o cuando camina para tomar el autobús, debe vigilar que no pises las heces”.

En una audiencia pública del Consejo Municipal el 11 de agosto, Tumar Alexander, director gerente de la ciudad, dijo que la ciudad planea despejar los campamentos nuevamente el 18 de agosto. Ahora, los miembros de la comunidad de Kensington, incluyendo aquellos con y sin vivienda, se preguntan de qué manera diferente la ciudad manejara la situación esta vez.

Klosterman, quien también es miembro de la Asociación Cívica de Harrowgate (Harrowgate Civic Association), dijo que la situación en el vecindario no ha mejorado desde 2017, cuando recuerda por primera vez que el uso público de drogas, los campamentos y el número de personas sin hogar se aumentaron en las calles del vecindario.

Alfred Klosterman frente a la ahora cerrada Little Lou’s Tavern en Kensington Avenue. Klosterman es residente de Harrowgate y miembro de la Asociación Cívica de Harrowgate. (Foto por Erin Blewett)

“Tratando de resolver esta situación, en un vecindario de bajos ingresos, es realmente difícil”, dijo Klosterman. “No hay una resolución a la vista. Quiero decir, independientemente de lo que digan los funcionarios de la ciudad, es difícil imaginar que tengan un plan final”.

La ciudad comenzará a despejar los campamentos a las 9 a.m. del 18 de agosto, según un correo electrónico de un portavoz de la ciudad. Planean comenzar con la cuadra 3200 de la avenida Kensington cerca de la intersección de la avenida Allegheny, seguida por las cuadras 1800-2000 de la avenida Lehigh entre la avenida Kensington y la calle Emerald.

A partir del 17 de agosto, la ciudad había organizado 23 colocaciones en programas de tratamiento y viviendas de baja demanda para las personas que viven en los campamentos, dijo el portavoz. El portavoz dijo que es difícil estimar cuántas personas viven en los campamentos debido al “movimiento fluido de personas que entran y salen de estos espacios”.  Sin embargo, dijeron que la lista más reciente de la ciudad de personas sin hogar incluía aproximadamente los nombres de 50 personas de la cuadra 3200 de la avenida Kensington y la cuadra 1800 de la avenida Lehigh.

Actualmente, la ciudad está trabajando con 10 organizaciones para proveer refugio y camas de tratamiento a través de la ciudad, y hay espacio entre el tratamiento de adicciones y los sistemas de refugio para todos en los dos campamentos, dijo el portavoz de la ciudad. La ciudad no pudo confirmar el número total de camas disponibles al momento de la publicación.

Durante el último mes, los equipos de alcance de la ciudad (Street Outreach) se han interactuado con las personas que viven en los campamentos y en las calles de todo el vecindario para ofrecerles tratamiento, atención médica, refugio y asistencia a los viajeros varados para regresar a casa, dijo el portavoz de la ciudad. El portavoz de la ciudad también enumeró los esfuerzos de la ciudad con respecto a la Unidad de Respuesta a Opioides (Opioid Response Unit) que se ocupa de la calidad de vida en el vecindario.

“Al mismo tiempo, reconocemos que queda un largo camino por recorrer y continuamos escuchando a los residentes para ayudar a guiar nuestros esfuerzos”, escribió el portavoz en un correo electrónico a Kensington Voice.

Leá más: Plan de acción de la Unidad de Respuesta a Opioides 2021: Estas son las soluciones que la ciudad implementará en Kensington 

Al igual que los miembros de la comunidad con vivienda en Kensington, aquellos sin vivienda y algunos con un trastorno por consumo de sustancias, han dicho que también sienten que los sistemas de recuperación y vivienda podrían mejorarse.

¿Cómo la ciudad ha despejado campamentos en el pasado?

Aunque los campamentos con personas sin hogar no son nada nuevo en Filadelfia, en Kensington, un exlíder manufacturero de la costa este durante los siglos XIX y XX, los campamentos no siempre fueron parte del vecindario de la clase trabajadora. Según Billy Penn, no fue hasta mediados de la década de 2010, cuando las sobredosis de drogas en la ciudad aumentaron drásticamente, que Kensington se convirtió en la vivienda de la mayoría de las personas sin hogar en las calles de la ciudad. Desde entonces, los campamentos se han convertido en una característica que define el vecindario.

(Departamento de Salud Pública – Unintentional Drug Overdose Fatalities in Philadelphia, 2020)

Durante los últimos años, la administración de Kenney ha promulgado varios programas para abordar problemas de salud conductual, salud mental y vivienda en el vecindario. Primero, la administración creó el Grupo de Trabajo de Opioides del Alcalde (Mayor’s Opioid Task Force), luego el programa Piloto de Resolución de Campamento (Encampment Resolution Pilot) y el Proyecto de Resiliencia de Filadelfia (Philadelphia Resilience Project), y ahora la Unidad de Respuesta a Opioides (Opioid Response Unit, ORU -por su sigla en inglés-). La ORU se enfoca en involucrar a las personas sin hogar y a las personas con un trastorno por uso de sustancias en la ciudad.

Desde 2018, la ciudad ha utilizado un modelo para despejar campamentos conocido como Programa de Resolución de Campamento (Encampment Resolution Program, ERP -por su sigla en inglés-), un programa que comenzó inicialmente en el vecindario de Kensington como una iniciativa piloto. Según la ciudad, el ERP es una iniciativa liderada por servicios sociales compuesta por una red de proveedores de servicios, equipos de alcance y trabajadores médicos que van a los despejes de los campamentos y conectan a las personas sin vivienda con tratamientos de salud mental y conductual y otros servicios sociales.

Un año antes de que comenzara el programa piloto de ERP, la ciudad despejó un campamento a lo largo de una línea ferroviaria de Conrail en Fairhill, conocido como “El Campamento”, y recibió críticas por su estrategia limitada por reubicar a las personas que vivían allí. Según Stephen Metraux, un investigador que estudió el programa piloto de resolución de campamento de la administración de Kenney en 2018, la ciudad trató de mejorar su enfoque con el desarrollo del ERP.

“Básicamente, la ciudad se propuso decir: ‘Vamos a hacer esto bien esta vez’. Reunieron un comité y analizaron otras ciudades y cómo estaban abordando el problema”, dijo Metraux.

Para el desarrollo del ERP, la administración de Kenney se centró en San Francisco, donde los funcionarios de la ciudad estaban despejando los campamentos mientras brindaban servicios, agregó Metraux. Metraux, quien es el director del Centro de Investigación y Servicio Comunitario de la Universidad de Delaware, trabajó con investigadores de la Universidad de Pensilvania para analizar el impacto del programa piloto.

El paso subterráneo situado en Kensington y Lehigh Avenues es frecuentado por personas que experimentan la falta de vivienda debido a su capacidad para refugiarlos de los elementos. El mural ilustrado fue creado en 2019 para celebrar los esfuerzos del Proyecto de resiliencia de Filadelfia, una iniciativa multi-agencia liderada por la administración Kenney para abordar los problemas de calidad de vida en el área. (Foto por Erin Blewett)

Según el informe de los investigadores, el cual se publicó en 2019, 72 (38 %) de las 189 personas que participaron durante el piloto de ERP fueron conectadas a programas de vivienda a corto plazo o programas de tratamiento de adicciones. El ERP también conectó a 36 personas adicionales a arreglos de vivienda o recuperación a largo plazo. En total, casi el 60 % de las personas que vivían en campamentos durante el piloto de ERP en junio de 2018 interactuaron con trabajadores de alcance y tuvieron la oportunidad directa de participar en los servicios de la ciudad.

En el informe, Liz Hersh, directora de la Oficina de Servicios para Personas sin Hogar (Office of Homeless Services, OHS -por su sigla en inglés-), señaló que las personas en recuperación no suelen tener un camino hacia la recuperación de “punto A al punto B”, y que es más un “reflujo y flujo” de compromiso con los servicios. Por lo tanto, debido a la capacidad del ERP para proporcionar recursos disponibles a corto plazo en el sitio en los campamentos y crear relaciones con personas que pueden estar listas para recibir servicios en el futuro, los investigadores consideraron que el ERP, en parte, fue exitoso en lograr esos objetivos. Por ejemplo, a principios de 2019, otras 12 personas que participaron inicialmente con el programa piloto de ERP en 2018 fueron conectadas a servicios de vivienda y tratamiento a corto plazo.

Sin embargo, una vez que las personas se estabilizaron en los servicios de vivienda y tratamiento a corto plazo, se unieron a un grupo más grande de personas que esperaban ser ubicadas en el suministro limitado de viviendas permanentes y a largo plazo en toda la ciudad, dijo Metraux.

“Funcionó bien porque establecieron los centros de desintoxicación, establecieron la rehabilitación, establecieron las instalaciones de refugio temporal, y la mayoría de esos arreglos duraron 45, tal vez 60 días”, dijo Metraux. “Luego, la búsqueda para mantener a las personas en esa trayectoria, necesitaban tener instalaciones a más largo plazo, casas de recuperación y viviendas más permanentes o algo que los estabilizará a más largo plazo. Y estos servicios simplemente no existen en la ciudad”.

¿Qué ha cambiado desde el programa piloto inicial de ERP?

La directora gerente de la Ciudad, Tumar Alexander (centro-izquierda), y la subdirectora gerente de Salud y Servicios Humanos de la Ciudad, Eva Gladstein (centro-derecha), en una audiencia pública del Concejo Municipal el 11 de agosto de 2021. (Foto por Erin Blewett)

Desde el despeje inicial de la ciudad del campamento Conrail en 2017, la ciudad ha mejorado la red de proveedores de servicios y recursos, según Eva Gladstein, subdirectora gerente de Salud y Servicios Humanos de la ciudad que supervisa partes del ERP. Por ejemplo, la ciudad ayudó a Prevention Point a ofrecer más camas de refugio para facilitar transiciones más fáciles a viviendas temporales para las personas que viven en los campamentos y ha seguido supervisando el progreso de las personas a través de su recuperación, dijo Gladstein.

Además, la Oficina de Servicios para Personas sin Hogar (Office of Homeless Services, OHS -por su sigla en inglés-) se ha centrado en simplificar la transición de viviendas temporales a permanentes con iniciativas piloto, como el Programa de realojamiento rápido. El Programa de realojamiento rápido permite que los hogares y las personas reciban asistencia para el alquiler y servicios integrales durante un máximo de dos años, sin tener que ingresar primero a un refugio. Estos esfuerzos también están destinados a abordar cómo han cambiado los campamentos en los últimos años, dijo Gladstein.

“Las agrupaciones son mucho más fluidas ahora”, dijo Gladstein. “La gente se mueve de un lado a otro y con frecuencia, van a comprar o consumir drogas para estar en compañía de otras personas que sienten que son parte de su comunidad. Ellos no se quedan permanentemente en un solo lugar”.

Durante el programa piloto de ERP, la ciudad despejó dos de los cuatro campamentos que estaban ubicados debajo de los puentes que conectan la avenida Lehigh con la calle Somerset: los sitios de la avenida Kensington y la calle Tulip. Tres de esos cuatro campamentos aparecieron después de que la ciudad despejó el campamento cerca de la línea Conrail en 2017. Ahora, los campamentos se han movido hacia el norte hacia la calle Somerset, la avenida Allegheny y McPherson Square. Según entrevistas con personas sin hogar durante el programa piloto de ERP de 2018, publicado en el informe de Metraux y sus colegas, algunos esperaban que esto sucediera.

Campamentos en los que se centró el programa piloto de ERP. (Evaluación del Piloto de Resolución del Campamento Kensington de la Ciudad de Filadelfia)

“Sintieron que la falta de vivienda continuaría existiendo en Kensington, pero se traslada a otros lugares del vecindario, incluidos los otros campamentos, las propiedades abandonadas y los escalones de la estación de tránsito”, indica el reporte.

Ahora, algunos miembros de la comunidad creen que la historia se repetirá si la ciudad usa el mismo enfoque.

“Todo lo que estamos haciendo es mover a la gente de un lado a otro”, dijo Klosterman. “No es como si hubiera un edificio grande en el que los van a poner y les van a dar tratamiento. Todo parece ser, ‘Bueno, hagámoslo por el momento’”.

La pieza que falta: Mejoras en los sistemas de vivienda y tratamiento

Sin aumentar las oportunidades de vivienda permanente y a largo plazo en la ciudad, Metraux espera que los campamentos en Kensington y Filadelfia continúen.

“Estos son solo elementos estructurales que van más allá de Kensington. Quiero decir, posiblemente podrían despejar los campamentos de Kensington, pero sucederá en otro lugar”, dijo Metraux, quien ha estado investigando la falta de vivienda durante las últimas dos décadas.

De acuerdo a Mike Hinson, presidente de SELF Inc., uno de los mayores proveedores de viviendas de emergencia de la ciudad, los sistemas de tratamiento y vivienda de la ciudad deben mejorarse, y la falta de vivienda no puede resolverse sólo aumentando la vivienda. En SELF Inc., Hinson guía los esfuerzos de la agencia en viviendas de apoyo permanente y de emergencia, entre otros servicios.

“Hay personas que consumen drogas, que no tienen hogar, que viven en campamentos, que tal vez solo necesiten un poco de apoyo para ir en una dirección que mejorará su calidad de vida. Pero hay otros que necesitan un poco más”, dijo Hinson.

Algunas personas necesitarán vivienda, servicios integrales, tratamiento continuo y un sentido de comunidad para lograr sus metas, dijo Hinson. Él cree que incluso si se construyeran más viviendas permanentes y accesibles para las personas sin hogar en Kensington, la mayoría, si no es que todos, no podrían tener acceso a estas viviendas de apartamentos tipo estudio por $ 700 o más al mes, que es lo que el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (Department of Housing and Urban Development, HUD -por su sigla en inglés-) federal clasifica como un alquiler de mercado justo en el código postal 19134.

“Asequibilidad no significa lo mismo para las personas sin ingresos”, agregó.

Entonces, ¿cómo debería avanzar la ciudad?

Si bien las agencias de la ciudad están abordando la falta de viviendas de apoyo a largo plazo con programas como Continuidad de la atención y Realojamiento rápido, de OHS, muchos están de acuerdo en que la ciudad de Filadelfia no puede resolver los problemas de adicción y falta de vivienda sin apoyo adicional.

Tanto Hinson como Metraux creen que, sin aumentos a las viviendas a largo plazo con servicios integrales, la ciudad seguirá teniendo que abordar los problemas relacionados con los campamentos con personas sin vivienda.

Por ejemplo, Metraux declaró que los gobiernos estatal y federal necesitarán asignar recursos a Filadelfia y apoyar el trabajo que se realiza sobre el terreno.

En julio, el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano entregó a la Autoridad de Vivienda de Filadelfia (Philadelphia Housing Authority, PHA -por su sigla en inglés-) 863 vales de vivienda, lo que representa un total sin precedentes de $ 10 millones. Los vales están destinados a ser entregados a personas sin hogar para que paguen el alquiler, y la PHA espera que el gobierno federal distribuya más vales en todo el país el próximo año. Además, Filadelfia recibirá $ 42 millones para crear viviendas para personas sin hogar del Plan de Rescate Estadounidense de la administración Biden.

Si bien Hinson reconoce estas mejoras, cree que son pequeños pasos para una ciudad que tiene más de 6,000 personas en el sistema de vivienda de emergencia, casi 1,000 personas sin refugio en la calle a la vez y más de 40,000 personas en lista de espera para viviendas del gobierno.

Gilberto Gonzalez, residente de Kensington, sostiene un letrero que dice: “No más bandas de ayuda. Apoyo total a la gente en adicción’, durante una marcha por el vecindario a una audiencia pública del Concejo Municipal el 11 de agosto de 2021. (Foto por Erin Blewett)

Los miembros de la comunidad que anticipan nuevas iniciativas para abordar estos problemas en Kensington, como Klosterman, no pueden evitar recordar los esfuerzos anteriores de la ciudad que no produjeron cambios a largo plazo. Klosterman dijo que, si bien la ciudad proporcionó fondos para proveedores de servicios y organizaciones comunitarias para abordar mejor las necesidades de las personas sin hogar, los campamentos y el uso público de drogas están tan presentes como siempre en el vecindario.

“Si no puede encontrar una vivienda, no puede encontrar empleo, terminará donde comenzó”, dijo Klosterman sobre el ciclo de los campamentos. “Las personas [con un trastorno por uso de sustancias] no pueden funcionar, y estas resoluciones son una solución a corto plazo”.

Mientras tanto, espera que los nuevos fondos que llegan a la ciudad beneficien directamente a quienes más lo necesitan.

“Cada año, dicen que gastan millones en Kensington en viviendas temporales, pero todavía hay cientos de personas en la calle a la misma vez”, dijo Klosterman. “Están gastando miles de dólares en vivienda por persona, y todavía hay personas sin vivienda”.


Traductora: Mónica Perez / Editora: Solmaira Valerio, Zari Tarazona / Diseñador: Henry Savage

Kensington Voice es una de las más de 20 organizaciones de noticias que producen Broke in Philly, un proyecto colaborativo de reportaje sobre mobilidad económica. Lea más en brokeinphilly.org o sígalo en Twitter en @BrokeInPhilly.

¿Qué le parece esta historia? Envíanos una nota a editors@kensingtonvoice.com para que su publicación sea considerado en nuestra sección de Voces. También puede visitarnos en persona en uno de los eventos de nuestro vecindario.

Total
0
Shares
Related Posts