Cómo los distritos, las escuelas y los educadores pueden apoyar a los estudiantes de inglés en el salón de clases

Los letreros de bienvenida rodean la puerta de la oficina principal de Kensington Health Sciences Academy en el 19 de agosto de 2019. (Foto por Erin Blewett)

En su primer día de séptimo grado, Genesis Mejian recuerda haber entrado tarde a su clase de estudios sociales, perdida e incapaz de comunicarse. Todos se giraron para mirarla, y su maestra preguntó si alguien en la clase hablaba español.

“Me senté y me dieron un papel con cosas para calificar del uno al cinco, para que pudieran conocerme”, dijo Mejian, que ahora tiene 14 años. “Pensé: ‘¿Cómo se supone que debo completar esto? si no sé lo que dice?

Antes de mudarse de la República Dominicana a Filadelfia, Mejian, de 11 años, era un estudiante de honor que se saltó una calificación y amaba la escuela. Sin embargo, al final de su primer año aquí, recibió una D en una de sus clases y la escuela se sintió como una tarea. Dijo que le llevó más de año y medio volver a sentirse cómoda en la clase

“Simplemente no sabía nada”, dijo Mejian. “El profesor de ESOL tampoco hablaba español, así que nada tenía sentido.”

La historia de Mejian no es única. El doce por ciento de los niños en las escuelas de Filadelfia están clasificados como aprendices del idioma inglés (ELL). Los aprendices de inglés son estudiantes cuyo idioma dominante no es el inglés, y sus dificultades con el idioma inglés les impiden tener éxito en la clase.

Pero según varios expertos, hay varias cosas que los distritos escolares, las escuelas y los educadores pueden hacer para ayudar a los estudiantes de inglés a prosperar.

Las escuelas deben capacitar a todos los educadores sobre cómo trabajar con los estudiantes ELL .

En Pensilvania, el modelo ELL más popular utiliza la enseñanza del inglés con apoyo para los estudiantes ELL, según Heidi Faust, directora de aprendizaje profesional e investigación de TESOL. Esto puede ser un desafío para los estudiantes para aprender un nuevo idioma mientras se mantienen al día con el resto de su trabajo escolar, dijo ella.

Según Faust, la colaboración entre el ESOL y los maestros de contenido básico es esencial porque los estudiantes generalmente pasan la mayor parte de su día en las clases básicas del plan de estudios.

“A menudo, lo que encontramos es que los maestros reciben tal vez un poco de capacitación, y luego tienen otros estudiantes en sus clases, por lo que hay mucho en juego”, dijo Faust. “Por lo tanto, están tratando de acomodar a un estudiante mientras el resto de la clase continúa”.

Para alentar esta colaboración, Faust dijo que los programas de ESOL pueden beneficiarse si las escuelas capacitan a todo el personal sobre cómo trabajar con los estudiantes ELL. Ella dijo que también es importante que las escuelas ayuden a los educadores a comprender el proceso de adquisición del segundo idioma. 

” Creo que lo más importante es comprender lo que es apropiado para los estudiantes de inglés y poder implementar eso, “dijo Faust. “Por lo tanto, implementar algunos aspectos del diseño universal, como los organizadores gráficos, el trabajo en grupo y los bancos de palabras, cosas así, que funcionan para todos es una forma en que los maestros pueden apoyar a los estudiantes. Es realmente importante para ellos tener una idea de lo que es apropiado en cada nivel de idioma “.

Las escuelas deben recopilar datos sobre sus programas de aprendizaje de idiomas para medir qué funciona y qué no.

Según Maura McInerney, directora legal del Education Law Center en Filadelfia, los estudiantes que cumplen con los requisitos de ELL tienen derecho a una variedad de adaptaciones. Las adaptaciones de los estudiantes varían, dijo McInerney, en función de cómo progresan en su aprendizaje del inglés en una escala del uno al cinco. 

“Por ejemplo, un inmigrante o un estudiante con educación formal limitada o interrumpida puede necesitar instrucción protegida, donde los estudiantes realmente reciben instrucción protegida y reciben instrucción en inglés todo el día, sin interactuar en términos de sus materias principales que tienen el mismo apoyo en todo su programa, ” ella dijo. “Eso sería para un estudiante de nivel uno, recién llegado”.

Se exige a nivel federal que los estudiantes de ESOL tengan derecho a la igualdad de acceso. Sin embargo, un desafío es que le corresponde a la escuela decidir qué adaptaciones son las mejores para cada estudiante. Por lo tanto, McInerney alienta a las escuelas a recopilar datos que rastreen el éxito de las diferentes adaptaciones proporcionadas a los estudiantes de inglés. Sugiere que las escuelas recopilen datos, como la capacitación de maestros principales, la cantidad de horas de instrucción que el apoyo de ESOL está disponible para los estudiantes y si las escuelas pueden modificar su plan de estudios para estudiantes ELL.

“Esa es una oportunidad crítica para todos los distritos escolares, incluido el Distrito Escolar de Filadelfia”, dijo McInerney. ” Identificar qué está funcionando y para qué estudiantes”.

Por ejemplo, según los datos recopilados sobre el progreso de los estudiantes en la academia recién llegada en el Franklin Learning Center,  se ha demostrado que es un enfoque exitoso para estos estudiantes, dijo McInerney.

Las escuelas deben valorar el multiculturalismo y no tienen que gastar mucho dinero para demostrar que lo aceptan.

KHSA
“Abrazando nuestra herencia, potenciando nuestro futuro” lee un mural dentro de la Academia de Ciencias de la Salud de Kensington. (Foto por Erin Blewett)

Además de las adaptaciones lingüísticas apropiadas, Faust dijo que alentar y valorar el multiculturalismo es una pieza esencial de los programas exitosos de ESOL. Cuando se alienta a los estudiantes a hablar solo inglés en la escuela, esto puede conducir a la negligencia por las piezas centrales de su identidad, incluido el idioma y la cultura.

“Así es como los estudiantes se comunican con sus familias. Esa es su historia y conexión ”, dijo Faust. “También es una rica fuente de conocimiento y cultura. No queremos que los estudiantes pierdan eso “.

Si bien muchas escuelas no tienen los recursos para crear programas integrales de aprendizaje bilingüe, Faust dijo que las acomodaciones exitosas de ESOL no tienen que ser caras.

“Los letreros de bienvenida en varios idiomas son un buen lugar para comenzar”, dijo Faust, “pero creo que es más útil ayudar a los estudiantes a participar en la clase … en lugar de simplemente sentarlos al frente de la sala”.

Por ejemplo, dijo Faust, las escuelas y los educadores pueden usar el trabajo grupal para alentar a los estudiantes a interactuar entre ellos. También pueden crear gráficos para las clases básicas para ayudar a los estudiantes de inglés a desarrollar su vocabulario.

Los distritos escolares y las escuelas deben asegurarse de que los estudiantes se vean reflejados en lo que están aprendiendo.

Charesha Barrett, ex maestra y fundadora de CHARP Education Consulting, les dice a los distritos escolares y escuelas que se aseguren de incorporar la diversidad en su plan de estudios. Cuando los estudiantes se ven reflejados en lo que están aprendiendo, se conectan mejor en el aula, dijo.

“Si desea llegar a todos los estudiantes, debe asegurarse de exponerlos a libros y contenido en el que puedan verse”, dijo Barrett.

Por ejemplo, Mejian dijo que comenzó a disfrutar la lectura nuevamente durante su primer año en el Kensington Health Sciences Academy. Su maestra de inglés le mostró “El poeta X”, una novela de la autora dominicana Elizabeth Acevedo.

“Sentí que estaba siendo representado”, dijo Mejian. 

Los grupos de afinidad donde los estudiantes y la facultad pueden tener discusiones basadas en la identidad son esenciales para abrazar la diversidad.  

Brian Johnson, director de diversidad, equidad e inclusión en The Philadelphia School, dijo que la escuela crea deliberadamente espacios para que los estudiantes y el profesorado participen en debates significativos sobre temas como la raza y la sexualidad.

“Creo que uno de los programas más importantes que hacemos para lograr la pertenencia en el espacio, un ambiente para todas las personas, es la idea de grupos de afinidad de estudiantes y profesores donde tenemos grupos basados ​​en la raza en su mayor parte, pero para nuestro niños también incluimos un grupo de afinidad LGBTQ “, dijo. “Para los adultos, muchas veces usamos los grupos de afinidad como capacitación. Hemos utilizado estos grupos como comunidades de aprendizaje profesional durante los últimos años “.

Johnson dijo que los grupos sirven como un espacio seguro para que los estudiantes y la facultad construyan comunidad y se ventilen cuando sea necesario para facilitar un debate saludable sobre la raza y las diferencias en general.

Los departamentos de educación estatales pueden liderar la implementación de la competencia cultural en las clases.

En junio, el Departamento de Educación de California publicó el primer borrador de un plan de estudios de estudios étnicos. Está destinado a servir como guía para las escuelas y los educadores en el desarrollo de cursos que reflejan una diversidad de estudiantes. También hay legislación en los trabajos que podrían hacer que los cursos de estudios étnicos sean un requisito para los estudiantes de secundaria y de la Universidad Estatal de California. El período para comentarios públicos sobre el borrador propuesto finalizó en agosto, y ahora los administradores avanzará para evaluar qué cambios deben hacerse.

“Hemos recibido más de 21,000 comentarios públicos, y creo que es realmente importante que seamos reflexivos sobre todos los comentarios que hemos recibido”, dijo Stephanie Gregson, Superintendente Adjunto de Instrucción Pública del Departamento de Educación de California. “También es muy importante que nos tomemos el tiempo necesario para crear un plan de estudios modelo de estudios étnicos de alta calidad para nuestros maestros y administradores, porque somos uno de los primeros estados en comenzar este esfuerzo de crear un plan de estudios modelo a nivel estatal”.

Además de las medidas para crear planes de estudio más diversos en todo el país por parte de estados como California, Oregón y Washington, las escuelas están adoptando estos valores al crear departamentos dedicados a garantizar que se respete y fomente la diversidad. 

Experiencia en primera persona: asistir a una escuela que apoya activamente el multiculturalismo puede ayudar a los estudiantes a sobresalir.

Genesis-Mejian
Genesis Mejian se sienta bajo un arbusto sombreado en el Hunting Park de Filadelfia el 19 de agosto de 2019. (Foto por Erin Blewett)

A pesar de los desafíos de Mejian en la escuela secundaria, dijo que cuando comenzó a asistir a KHSA, donde se la alienta a abrazar tanto sus raíces en la República Dominicana como los intereses que ha desarrollado desde que se mudó a los Estados Unidos, comenzó a disfrutar la escuela nuevamente.

A los pocos meses de su primer año, comenzó a ramificarse y hacer cosas que nunca se imaginó haciendo, como artes marciales, música y fútbol. También se unió a grupos que se centran en la justicia social, como  Youth United for Change..

“Estoy tratando de sacar el máximo provecho de la escuela cómo puedo”, dijo. “Simplemente me ayuda a desarrollarme mejor, y realmente estoy tratando de alentar a otras personas a hacer lo mismo”.

¿Qué le parece esta historia? Envíanos una nota a editors@kensingtonvoice.com para que su publicación sea considerado en nuestra sección de Voces. También puede visitarnos en persona en uno de los eventos de nuestro vecindario.

Editora: Jillian Bauer-Reese / Diseñadora: Jillian Bauer-Reese / Traductora: Kristine Aponte

Send this to a friend