Como la ciudad y las organizaciones en el área de Kensington están tratando de arreglar el bajo conteo hispano

Will González, el director ejecutivo de Ceiba, trabaja en la oficina de Ceiba en el 18 de febrero, 2020. Ceiba, una coalición de organizaciones comunitarias latinas ubicadas en la esquina suroeste de Norris Square, también está informando a latinxs, inmigrantes, personas con un inglés limitado e incluso a otras organizaciones sobre el censo. (Foto por Erin Blewett)

Como nativa de Puerto Rico, Margarita Rodríguez estaba familiarizada con el censo de los Estados Unidos ya que incluye a Puerto Rico, pero hasta hace poco, no estaba segura de lo seguro que era.

“No sabía quien eran las personas que lo estaban dirigiendo”, dijo Rodríguez, que vive con sus cinco hijos en West Kensington. “No estaba segura de qué se trataba realmente el censo”.

Sin embargo, después de hablar con alguien de Philly Counts, el programa del Censo 2020 de la ciudad, Rodríguez se enteró de que las respuestas del censo son confidenciales. La persona dejó en claro que, según la ley federal, las respuestas del censo no se pueden compartir con las agencias policiales o federales, incluidos el FBI, la CIA y el ICE. 

Según la Oficina del Censo de los Estados Unidos, los hispanos, los inmigrantes y las personas con inglés limitado han sido insuficientemente contados históricamente y corren el riesgo de ser contados incorrectamente en 2020. Pero en el área de Kensington, donde la mayoría de los residentes son hispanos, más de una docena de organizaciones comunitarias están trabajando para informar a latinxs sobre el Censo 2020, por qué  importa y sus protecciones legales. 

Creando conciencia en ‘la zona roja’

La participación en el censo este año, la baja participación y el bajo conteo en la comunidad hispana no son nada nuevo. En 2012, la Oficina del Censo informó que el 1.5% de la población hispana y el 2.1% de la población negra no fueron contados, y el 0.8% de la población blanca no hispana sola fue contada en exceso en el censo de 2010. 

En las secciones censales que cubren partes de Kensington, Fairhill y Harrowgate, aproximadamente el 60% de la población son hispanos, según los datos de la Encuesta de la Comunidad Estadounidense de 2018 de la Oficina del Censo.

“Esta es la zona roja”, dijo Charito Morales, la organizadora comunitaria en Providence Center, una organización sin fines de lucro del vecindario en Fairhill en 5th Street y Huntingdon Street. “Aquí es exactamente donde menos personas están dispuestas a participar en el censo”. 

Según The Leadership Conference Education Fund, las características difíciles de contar de la comunidad latina incluyen las barreras del idioma, la alta tasa de pobreza, el nivel de educación, el estatus de inmigrante y las situaciones de vida de los niños latinos.

Para combatir estas barreras, Morales está trabajando con los jóvenes en el Providence Center para informar a los residentes sobre el censo a través de volantes, conversaciones y una obra de teatro, que se realizará en las estaciones de metro de la ciudad. Providence Center también está trabajando con otras organizaciones comunitarias, como Fairhill Neighbors

Carrie Hartsfield, quien es voluntaria con Fairhill Neighbors, dijo que una de las barreras para un conteo exacto en el vecindario es que los residentes no podrían hacer contar a cada persona en su casa si hay más personas de las permitidas. 

“Pueden estar muy avergonzados para decir cuántas personas viven dentro de un hogar sin darse cuenta de lo importante que es contar a cada persona”, dijo Hartsfield. 

Para ayudar a Providence Center y Fairhill Neighbors a organizarse para el censo, Philly Counts administró entrenamientos de campeones del censo  para 22 jóvenes del Providence Center y 12 voluntarios de Fairhill Neighbors. Según Philly Counts, los campeones del censo son mensajeros confiables que informan a su comunidad sobre el censo y su impacto. 

Para continuar sus esfuerzos, Providence Center y Fairhill Neighbors están organizando un día de conocimiento del censo el 28 de marzo de 11:30 a.m. a 3 p.m. en 3118 N Percy St., y un evento de escrutinio y banca telefónica el 25 de abril de 11 a.m. a 2 p.m.

Las personas mayores en el vecindario también están siendo informadas sobre el censo en el Norris Square Senior Community Center, que es parte de los Servicios Comunitarios y de Vivienda Católica de la Arquidiócesis de Filadelfia.

Elizabeth Morales Rosa, coordinadora del programa del centro de personas mayores, ha puesto información sobre el censo en su boletín mensual desde noviembre. Según Morales Rosa, aproximadamente 115 personas, principalmente latinxs de 60 años en adelante, vienen al centro para programar y realizar eventos de lunes a viernes.

“Cada vez que hablo con ellos antes del almuerzo, siempre les recuerdo que la información está ahí”, dijo Morales Rosa. “Y les digo que es muy importante para nosotros como minorías dar un paso adelante para que la gente sepa que estamos aquí”.

Empoderamiento de las comunidades con información del censo

Ceiba, una coalición de organizaciones comunitarias latinas ubicadas en la esquina suroeste de Norris Square, también está informando a latinxs, inmigrantes, personas con un inglés limitado e incluso a otras organizaciones sobre el censo. 

“La conclusión es que si sus pies están en los Estados Unidos el 1 de abril, debe completar el censo”, dijo Will González, director ejecutivo de Ceiba. “El censo no le pide su número de seguro social. No le pregunta a su ciudadanía “.

Según González, cuando las personas visitan la oficina de Ceiba para recibir servicios, los miembros del personal de Ceiba los están ayudando a hacer un compromiso a completar el censo. Para reclutar empleados del censo, cuales son los trabajadores de la comunidad que visitan las casas de los residentes que no han respondido al censo y ayudan a completarlo, Ceiba está organizando una feria de trabajo para el censo en el 28 de febrero de 10 a.m. a 3 p.m.

Más allá de las puertas de Ceiba, González dijo que la organización ha aparecido repetidamente en Telemundo 62, la estación local en español de la red de televisión y ha organizado a estudiantes de derecho del área de Filadelfia para que visiten las salas de espera e informen a las personas sobre el censo y sus derechos y responsabilidades. 

“También estamos desempeñando un papel de liderazgo enorme en la comunidad de inmigrantes con un inglés limitado en Filadelfia, cuando se trata de informar a todas las organizaciones sin fines de lucro, a todas las agencias de servicios de esa comunidad sobre el censo y motivándolos a involucrarse”, dijo González .

González se desempeña como presidente del subcomité de Inmigrantes y Dominio Limitado del Inglés del Comité de Conteo Completo de la ciudad de Filadelfia . Los subcomités asesoran a Philly Counts 2020 y están formados por comunidades de intereses especiales y poblaciones difíciles de contar.

La Oficina del Censo está trabajando para hacer que el censo sea más accesible para las personas con inglés limitado. El Censo 2020 se puede completar por teléfono o en línea en 13 idiomas, el inglés incluido. La Oficina del Censo también tiene guías de idiomas del censo disponibles en 59 idiomas.

“Las comunidades diversas con inglés limitado también han hecho un gran trabajo en Filadelfia al recibir información”, dijo González. “De nuevo, volviendo al lugar donde las personas se unen: iglesias, escuelas, organizaciones sin fines de lucro, estarán equipadas para ayudar a responder sus preguntas en su idioma”.

Según González, los residentes de Kensington necesitan invertir tiempo para completar el censo, y para hacerlo, las personas deben recibir la información correcta. 

Para Rodríguez, una de las cosas más importantes que aprendió de Philly Counts fue que el censo ayuda a determinar la financiación federal a través de conjuntos de datos derivados del censo. 

“¿Por qué es tan importante esto?” Dijo Rodríguez. “Para que todas las ayudas puedan seguir llegando a las escuelas, viviendas, hospitales y carreteras”.

La otra cosa importante que Rodríguez aprendió es que, mientras los datos del censo se utilizan para informar a los servicios, la información de identificación no está disponible para el público, servicios policiales o las agencias federales bajo la ley federal.

Reconstruyendo la confianza en el gobierno federal

De acuerdo con la investigación de la Oficina del Censo, agregar una pregunta de ciudadanía al Censo 2020, que la administración Trump intentó hacer, habría reducido las tasas de respuesta en hogares con los que no son ciudadanos.

Aunque la mayor parte de la población latina en Kensington y Fairhill es puertorriqueña, que son ciudadanos estadounidenses, la ciudad y las organizaciones comunitarias aún informan a los inmigrantes y latinxs que no habrá una pregunta de ciudadanía.

Según Morales, la gente no confía en el censo y muchas de las personas con las que ella ha hablado se preocupan de que al ser contados pueda llevar a ellos o sus familias a ser deportados o procesados. 

“Es por eso que tenemos que comunicarnos, y ahora nos estamos extendiendo a las comunidades brindando la información correcta”, dijo Morales, y agregó que el censo es confidencial y los encuestadores del censo no pueden pedirle que salga. “Por favor no tenga miedo porque usted importa, usted cuenta”.

El Congreso de Latinos Unidos, una organización sin fines de lucro en Fairhill que atiende a la mayoría de latinxs, informa a los residentes que a partir de abril, los trabajadores del censo pasarán por hogares que tampoco han respondido. 

“Estamos alentando a las personas a que lo completen lo antes posible y luego no tendrán que preocuparse de que alguien venga a su puerta”, dijo Julia Rivera, directora de asuntos externos en Congreso. 

Congreso también se ha involucrado en actividades de divulgación a través de sesiones de entrenamiento para campeones, ferias de trabajo del censo y las reuniones del Subcomité Latino de la ciudad. 

Según González, las comunidades han estado haciendo un buen trabajo ayudando a los residentes a comprender por qué el censo importa, pero siempre hay grupos de personas que no quieren compartir su información por cualquier motivo.  

“En estos tiempos, sin embargo, cuando algunas personas están fermentando la desconfianza, están fermentando las tensiones, están tratando de hacer que otras personas se sientan menos humanas porque esa es la única manera de que ellos se sientan más humanos”, dijo González. “Estos son tiempos muy difíciles con eso”. 

Superando las barreras para acceder al formulario en línea

Este año, por primera vez en la historia del censo, todos los hogares recibirán una carta de invitación por correo para completar el cuestionario del censo en línea. Sin embargo, por la falta de acceso a la tecnología e internet de muchos residentes, los organizadores de la comunidad saben que esa no es una opción para todos en el vecindario. 

“Muchas personas son familias de bajos ingresos, y no tienen una computadora, no tienen un teléfono celular o no saben cómo navegar un dispositivo electrónico”, dijo Morales. 

Para superar esta barrera, las organizaciones comunitarias brindarán lugares con acceso a internet donde podrán completar el formulario. Las ubicaciones incluyen la Asociación de Puertorriqueños en Marcha, la Biblioteca Kensington, la Biblioteca Lillian Marrero y más.

‘Vamos a poder hacer una diferencia’

A pesar de estos obstáculos, los residentes y los organizadores de la comunidad esperan que el mensaje que las personas reciben de todo el alcance relacionado con el Censo sea lo vital que es la población para ellos y sus comunidades.

“Tenemos que enfatizar a las personas lo importante que es contar a cada persona así tengan un día o 100 años de edad”, dijo Hartsfield.

Según González, completar el censo brinda un sentido de pertenencia y participación cívica para inmigrantes y personas con inglés limitado.

“Es realmente importante porque es la validación de nuestra presencia”, González dijo.

Y este año, Rodríguez dejará sus temores del censo desde que se mudó de Puerto Rico. 

“Si nos unimos uno por uno, sin importar la nación de donde venga, vamos a poder hacer una diferencia”, dijo Rodríguez.


¿Qué le parece esta historia? Envíanos una nota a editors@kensingtonvoice.com para que su publicación sea considerado en nuestra sección de Voces. También puede visitarnos en persona en uno de los eventos de nuestro vecindario.

Editora: Jillian Bauer-Reese / Diseñadora: Jillian Bauer-Reese / Traductora: Diana Cristancho

Total
7
Shares
Related Posts