‘Sentí que era mi responsabilidad, como líder en educación, continuar nuestros servicios’.

greener little seeds Laveina Dash
La propietaria de un negocio y educadora de la primera infancia, Laveina Dash, posa para una foto frente al centro de desarrollo infantil Greener Little Seeds. (Foto por Khy Carter)

Laveina Dash

Propietaria de Greener Little Seeds, un centro de desarrollo infantil y preescolar ecológico en 2534 Amber St. 

Abril de 2021

Nota de la editora: Las siguientes respuestas se han editado para mayor claridad y brevedad. 

1. ¿Cómo fueron las cosas para usted y su negocio al comienzo de la pandemia? ¿Cómo compara el estado de su negocio desde entonces hasta ahora?

Al comienzo de la pandemia, las cosas iban bien. Lo que quiero decir con eso es que pudimos hacer la transición fácilmente para convertirnos en un centro virtual. Comenzamos a hacer “Circle Time” en línea con nuestras familias y niños. Hacíamos eso tres días a la semana, y luego pudimos seguir conectados con ellos porque usamos la tecnología para comunicarnos. Así que fue genial. 

Desde entonces hasta ahora, nuestra capacidad se ha reducido, y el razonamiento es que muchas familias ahora están trabajando de forma remota. Están en casa, por lo que sus necesidades han cambiado. Además de eso, debo decir que las personas dudan en incorporar a sus hijos nuevamente al entorno de la enseñanza preescolar. 

2. ¿Puede describir cómo la ciudad de Filadelfia ha apoyado a los dueños de negocios durante la pandemia? ¿Se ha sentido apoyado por la ciudad?

Debo decir que hay recursos que han estado disponibles para otras industrias. Los recursos disponibles para el cuidado de niños han sido muy limitados. Siento que podría haber apoyo adicional disponible para la industria del cuidado infantil. 

3. ¿Puede compartir su experiencia con la gestión de la seguridad en su negocio durante la pandemia? (mandatos de uso de mascarillas, restricciones de capacidad, distanciamiento social, etc.)

Como somos un centro ecológico, siempre hemos sido una instalación sin zapatos. Siempre hemos limpiado a lo largo del día y hemos tenido estándares más altos de lo que exige la ley para el cuidado de niños. 

Lo que ha cambiado es que ahora ya no permitimos que los padres entren al edificio para dejar a sus hijos. Estamos haciendo cuestionarios COVID aquí en la puerta. Estamos chequeando las temperaturas de los miembros del equipo y de los niños aquí tres veces al día. Además de eso, tenemos bolsas de zapatos en las que estamos poniendo los zapatos de los niños. Todo lo demás se ha mantenido igual.

4. ¿Puede compartir algún momento del año pasado en el que se enfrentó a un desafío que requirió buscar nuevas formas de operar debido a la pandemia?

Fue cuando nos tuvieron encerrados por primera vez. Nuestra comunidad de familias estaba casi en modo de pausa. Sentí que era mi responsabilidad, como líder en educación, continuar [nuestros servicios]. No sólo para los niños sino también para las familias. Así que tomé la decisión en esa primera semana de convertirnos en un centro virtual. 

Afortunadamente, tengo un gran equipo y seguimos adelante. Probablemente tuvimos una pausa de una semana. Todas las mañanas, estábamos conectados para “Circle Time”. Las familias estaban ahí y los padres estaban ahí y realmente ayudó a que las cosas fueran mucho mejor. Además de eso, dos veces al mes, se organizó una reunión con los padres para que puedan tener una oportunidad, sin los hijos presentes, para desahogarse, dar retroalimentación o simplemente hacerme preguntas. 

5.  ¿Cuál es la mejor forma de que las personas apoyen su negocio?

La visión de Greener Little Seeds es educar a los niños, las familias y la comunidad sobre los problemas ambientales, e inspirarlos a tomar acciones positivas para proteger nuestro medio ambiente y vidas humanas. Lo que eso significa es que las personas comiencen a pensar de manera diferente en lo que respecta a la enseñanza preescolar, lo que significa que se incorporan entornos limpios, alimentación saludable y sostenibilidad. 

Creo firmemente que cuando se comienza temprano con buenos hábitos, eso es lo que los niños aprenden y luego [se transmite a las familias y a la comunidad]. Entonces, lo que la gente podría hacer es comenzar a pensar de manera diferente sobre la enseñanza preescolar y la forma en que vivimos nuestras vidas. 


Traductora: Kalú Fermandois / Editoras: Solmaira Valerio, Zari Tarazona / Diseñador: Henry Savage

Total
0
Shares
Related Posts