Otro jardín de Kensington está perdiendo terreno debido al desarrollo

Willow Zef, uno de los cuidadores del César Andreu Iglesias Community Garden en Arlington y North Lawrence Streets, se encuentradentro del jardín de Kensington el 17 de marzo de 2019. (Foto por Erin Blewett)

Cuando los miembros de Philly Socialists formaron César Andreu Iglesias Community Garden en las calles de Arlington y North Lawrence en 2012,lo hicieron para reclamar el terreno vacante para la comunidad. Llamaron al jardín el nombre de un activista laboral y dramaturgo puertorriqueño, para brindar un sentido de identidad a los residentes de Latinx que viven cerca.

Hoy en día, el jardín está lleno de esculturas hechas por artistas locales, frutas y verduras para que los vecinos puedan elegir libremente, y residentes que organizan fiestas para familias y amigos. Pero el otoño pasado, una de las parcelas de César Andreu Iglesias Garden, que opera en cuatro parcelas de 15 por 45 ‘, fue comprada por JBA Group LLC por $ 2,500. Dado que los cuidadores actuales reutilizaron el lote sin comprar la propiedad, no tienen nada que decir al respecto.

“Si deciden construir, ni siquiera tienen que pedirnos que movamos nada”, dijo Willow Zef, uno de los cuidadores del jardín. “Podrían simplemente venir y destruir la estatua [s]”.

Esta situación no es exclusiva del jardín César Andreu Iglesias. Muchos otros jardines comunitarios en toda la ciudad enfrentan el mismo destino, como La Finquita, que después de 30 años de operación en la esquina de North Lawrence y Master Streets, se vio obligada a cerrar el año pasado. Pero para los cuidadores de estos jardines, estos entornos verdes brindan muchos más beneficios para el vecindario que los nuevos desarrollos.

Un mural de calaveras de cerámica pintadas adorna el César Andreu Iglesias Community Garden el 17 de marzo de 2019. (Foto por Erin Blewett)

Pero para los cuidadores de estos jardines, estos entornos verdes brindan muchos más beneficios para el vecindario que los nuevos desarrollos. Según Zef, el jardín César Andreu Iglesias ofrece a los miembros de la comunidad un espacio público para organizar y alimentos frescos para comer. También crea un sentido de orgullo para los residentes que viven en el vecindario.

“Me gusta compartir fresas con ellos, darles algunos tomates o cortar algunas hierbas para su cena esa noche,” dijo Zef. “Como seres sociales, es un lugar donde puedes relajarte y seguir siendo productivo.”

Ahora, Zef y los otros cuidadores están aprovechando cualquier solución para preservar su tierra. Planean discutir iniciativas con los residentes, la concejal María Quiñones-Sanchez y los desarrolladores en un próximo foro de tierras organizado en el jardín el 6 de abril.

Zef dijo que tienen tres opciones: pedir a los desarrolladores que donen la tierra, intercambiar la parcela de tierra que el desarrollador compró con otra parcela cercana (lo que requiere la ayuda de la ciudad), o comprar la propiedad al desarrollador. Para ayudarles a navegar este problema, ahora, después de operar independientemente durante años, el grupo está buscando ayuda de organizaciones externas.

Amy Gottsegen (izquierda) habla con Anthony Ryan en Kensington en el César Andreu Iglesias Community Garden el 17 de marzo de 2019. Gottsegen es uno de los cuidadores del jardín y Ryan es un voluntario que vive cerca del espacio, que se encuentra en Arlington y North Lawrence Streets. (Foto por Erin Blewett)

Están considerando asociarse con Neighborhood Gardens Trust (NGT), un fideicomiso de terrenos sin fines de lucro que adquiere y preserva los espacios verdes de la comunidad. NGT está afiliada a la Sociedad de Horticultura de Pensilvania y se llama a sí misma, “la protectora de jardines del vecindario de Filadelfia,” según Jenny Greenberg, directora ejecutiva de NGT. Actualmente, la organización sin fines de lucro supervisa 45 jardines, con un total de 13 acres de tierra en toda la ciudad.

“Nuestra misión principal es apoyar a estos grupos comunitarios para que puedan continuar manteniendo estos espacios para las generaciones venideras,” dijo Greenberg. “Creemos que es una parte esencial de la trama de una ciudad saludable y un vecindario urbano saludable.”

Dado que el objetivo de NGT es crear espacios verdes permanentes, trabajan con grupos que ya han establecido espacios, como el jardín César Andreu Iglesias. Actúan como un puente que conecta a las agencias territoriales, que tienen la autoridad para transferir propiedades vacantes o delincuentes a la propiedad privada, a los jardineros comunitarios. NGT también proporciona seguro de responsabilidad civil, ofrece asistencia técnica, educación y mejoras de capital en los espacios, como la reconstrucción de camas de flores.

“Permitimos que los jardineros hagan lo que mejor hacen: jardinear y no tener que preocuparse,” dijo Greenberg.

Mientras los cuidadores en el César Andreu Iglesias Garden esperan su reunión del 6 de Abril, continúan cultivando alimentos para que las personas coman y se conecten con los miembros de la comunidad. Según Amy Gottsegen, otra de las cuidadoras del jardín, la construcción de comunidad es la parte más atractiva de su trabajo en el jardín, una de las muchas razones para mantener el César Andreu Iglesias Garden intacto para el vecindario.

“Un lugar donde puedes conocer a tus vecinos y trabajar en un proyecto juntos — creo que eso es lo que significa ser un jardín comunitario”, dijo Gottsegen.


¿Qué le parece esta historia? Envíanos una nota a editors@kensingtonvoice.com para que su publicación sea considerado en nuestra sección de Voces. También puede visitarnos en persona en uno de los eventos de nuestro vecindario.

Editoras: Jillian Bauer-Reese, Claire Wolters / Diseñadora: Jillian Bauer-Reese / Traductora: Solmaira Valerio

Send this to a friend