Vamos a embellecer Kensington a través de un lenguaje respetuoso

Neyda Rios se para con sus hijos Daisie Cardona (izquierda) y Stanley Santoni (derecha) fuera de Sankofa Freedom Academy Charter School el 23 de marzo de 2019. (Foto por Solmaira Valerio)

El jueves 13 de marzo, la dúo de madres e hijas Neyda Rios y Daisie Cardona conversaron con Claire Wolters, la editora deKensington Voice Voices , sobre la limpieza de la basura y las agujas de los parques de la vecindad como McPherson Square, y su pasión por el embellecimiento de la comunidad. Rios es un capitan de bloque  y asistente de mantenimiento de temporada para la Ciudad de Filadelfia, y Cardona está inscrita en el grado 11 en Kensington Health Sciences Academy. También es miembro de Stay True Philadelphia, un grupo de 16 adolescentes que plantan jardines y trabajan en otras iniciativas como campañas de ropa en la comunidad.

En un mundo ideal, ¿qué pasa con todas estas limpiezas de agujas? ¿Que podría ser Kensington si fuera …?

Neyda: ¿Limpiado?
Claire: ¡Si!
Daisie: No lo sé. Ha pasado mucho tiempo desde que no has tenido que mirar por dónde andas en busca de agujas. Pero creo que sería genial.
Neyda: Hasta que no haya más adicción, las agujas no tendrán fin. … En este momento, parece que se está poniendo un poco mejor. Pero al mismo tiempo, estoy aquí todos los días, así que veo cuánta falta de hogar todavía hay.

Como alguien que está creciendo en Kensington, ¿cree que los niños tienen más conciencia sobre la necesidad de limpiar o inspeccionar el suelo?

Daisie: Crecer así, es algo normal. Algunos de los niños, se mudaron a diferentes barrios. Pero para los niños con los que crecí, es el instinto. Pero nuestros vecinos son increíbles. Tienen sus desventajas, pero son personas increíbles y así es el vecindario.
Neyda: Mientras estábamos en la limpieza el otro día, estaba tan enojada porque una de las personas que estaba en la camioneta seguía refiriéndose a [McPherson] como ‘Needle Park’. Solo porque no eres del área, no tienes que tirar basura al vecindario. ¿Para qué estás trabajando como voluntario? Le dije: ‘Si mi hija estuviera aquí y te escuchara llamar a McPherson Park, ‘Needle Park’, te atacaría’.
Daisie: ¡En realidad tuve que corregir a un par de niños que no son de este vecindario sobre eso! Sabes que la gente no habla bien sobre el vecindario, pero está en tu cara cuando escuchas a alguien que no es de Kensington y lo llama ‘Needle Park’.

Dime más. ¿Por qué duele tanto?

Neyda: Porque se está haciendo mucho en la comunidad. Las personas de la comunidad están trabajando juntas para hacer las cosas, no solo recogiendo agujas y recogiendo basura [sino] también trabajando con otras organizaciones.

¿Sería correcto decir que parte de embellecer a la comunidad es respetar el lenguaje en el que se habla?

Neyda: Definitivamente. Muchos de nosotros hemos estado en el vecindario durante mucho tiempo. Todos hemos estado trabajando aquí y de repente, todas estas otras personas están entrando. Cuando hablan de ello de una manera tan negativa, realmente te frustran. Si no fuera por la gentrificación en el vecindario, no estarían mirando a Kensington.

¿Cuáles son algunos de los aspectos más destacados que deberían ser más reconocidos?

Neyda: Me alegra ver que las empresas vuelven a la gente … que realmente se preocupan y están tratando de hacer algo.
Daisie: Parece que apenas ayer nadie estaba prestando atención a Kensington, de repente, aparecen negocios por todas partes y la gente viene al vecindario una vez al mes o más limpiando.
Neyda: Todos tratamos de trabajar juntos [para mantener el vecindario limpio]. Ves una diferencia en el vecindario porque está limpio.

¿Cuáles son algunos cambios que se puede ver?

Neyda: Te daré un ejemplo. En la esquina de Emerald y Madison, hay un lote vacío. Todos nos juntamos y comenzamos a limpiar el lote. Habíamos estado tratando de conseguir un lote y hacer un área de juegos para los niños. Ahora, alguien compró mucho, este era un proyecto que quería hacer el año pasado, pero luego alguien compró el lote. Recolectamos muchos tapacubos, íbamos a tomar los tapacubos y pintarlos con flores. Los giraremos, los colocaremos en un palo de madera, dibujaremos pedales … íbamos a tomar los tapacubos después de que los niños terminaran la actividad y los dejaran secar, y luego hicieran una cerca y dejamos una abertura, hasta que el propietario Viene y se hace cargo por completo. Él puede derribarlos si lo desea; simplemente los pondremos en la tierra [para que no sean] permanentes. Todavía lo vamos a hacer. … Creo que tenemos unos 40 tapacubos.

Eso es divertido. ¿Cuándo planeas hacer el jardín de tapacubos?

Neyda: En el verano. Esa será una de las actividades que haremos [conPlaystreets.] Mi idea era que los niños hicieran algo hermoso con el lote y que pudieran ver su trabajo. Cuando las personas pasan, van a ver eso, dirían ‘Wow, eso está bien’ y tal vez pregunten [sobre el proyecto]. Ellos podrán decir que está hecho por los niños. Aporta ideas para lo que otros barrios podrían hacer. Ellos serán honrados. Con el cercado de esa manera, será más difícil para la gente tirar la basura y podemos mantener las malezas bajas.

¿Los jardines infantiles o las noches de cine animan a las personas a cuidar de la comunidad?

Neyda: Una de las misiones que hemos tenido desde el año pasado es enseñar a los niños a cultivar un huerto. Los niños aprenden cómo plantar cosas, cómo cuidarlas, porque si las plantan, las cuidarán. No van a dejar que [otros] vengan y lo destruyan.


¿Qué le parece esta historia? Envíanos una nota a editors@kensingtonvoice.com para que su publicación sea considerado en nuestra sección de voces. O, si usted tiene una pregunta que podemos solucionar en futuras ediciones, mandalo a Kensington Curioso. También nos puede visitar en persona para hablar sobre lo que piensa en nuestras estaciones semanales pop-up, la sala de prensa, reuniones editoriales públicas quincenales y  esquinas de cuentos.

Editora: Claire Wolters / Diseñadora: Jillian Bauer-Reese / Traductora: Kristine Aponte

Send this to a friend